Teen STAR es un programa internacional de educación holística en sexualidad humana, que se aplica exitosamente en 40 países, y que en Chile está a cargo de la Dra. Pilar Vigil, junto a un equipo multidisciplinario de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con el patrocinio del Centro de Planificación Natural Familiar de Washington DC.

El programa Teen STAR integra el aspecto social, emocional, intelectual, físico y espiritual de la propia sexualidad y considera la participación de padres, educadores y jóvenes. En chile ya se han formado más de 1.600 monitores y funciona con excelentes resultados desde hace ya 14 años en más de 180 establecimientos educacionales.

Somos muchos los que componemos la familia Teen STAR por esta razón, hemos creado este sitio chileno que nos permita canalizar dudas, compartir experiencias y estar permanentemente al día de las actividades del programa.

Quienes Somos

Nuestra Misión

La misión de Teen STAR es proporcionar un programa educacional para adolescentes en cooperación con sus padres, basado en la dignidad de la persona humana. Teen STAR enseña una sexualidad holística que incorpora aspectos físicos, intelectuales, emocionales, sociales y espirituales del individuo para formar jóvenes libres, informados y responsables de sus decisiones y compromisos.

Grupos de Interacción

Padres: Conscientes de que “los padres son los primeros y principales educadores de sus hijos, y en este campo tienen una competencia fundamental: son educadores por ser padres” (Carta a las familias, nº 16), Teen STAR es un programa orientado a ayudar en la misión educativa de los padres. Esto es necesario durante la adolescencia, ya que la persona establece su propia identidad y para ello se cuestiona los valores aprendidos.

Adolescentes: Los adolescentes necesitan efectuar sus propios descubrimientos y llegar a sus conclusiones para ser capaces de tomar decisiones respecto de su comportamiento. Durante la adolescencia puede existir una “sordera” temporal a las enseñanzas que los adultos quieren entregar a los jóvenes. Por este motivo, se pensó que un aprendizaje basado en la experiencia del reconocimiento de la fertilidad ayudaría a los jóvenes a integrar su ser biológico a su persona. El conocimiento de su propia fertilidad ayuda a los jóvenes a entender su sexualidad así como su capacidad de procrear. El asumir que se tiene la capacidad biológica se ser padre o madre permite tomar una libre decisión del momento en el cual el joven desea expresar esta potencialidad.

Educadores: Teen STAR, a través de seminarios de capacitación, forma educadores con una hipótesis de realidad acerca del ser humano.

Más información en http://www.teenstar.cl



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *