DESCARGAR PDF: El programa Teen Star para la educación afectivo-sexual

Hemos visto anteriormente que tanto la cultura dominante como el pecado son dos handicaps importantísimos para amar, pero aun siendo estos importantes, lo trascendente es que el hombre creado para amar no tiene la integración necesaria de sus diferentes niveles (corporal, afectivo y espiritual) para conseguirlo de manera natural.

Lo que pretendemos educando para el amor es ayudar al niño a que integreencaje- armonice-  acople su ser persona con sus distintas dimensiones.

El hombre no es unión sino unidad. No es la unión de la biología, psicología y espíritu, sino una unidad de estas tres facetas, y la maduración consiste en la ordenación de las tres hacia el bien.

El hombre es un ser sexuado desde el momento de la concepción y ama bien como hombre bien como mujer, utilizando su cuerpo como ser corpóreo que es, cuerpo que encierra un misterio. “Camino elegido por Dios para permitir a la creación entera que manifieste a la creación entera que su ser es un don y su finalidad entregarse”. “El cuerpo y sólo él es capaz de hacer visible lo invisible:
lo espiritual y lo divino”. El cuerpo tiene su propio lenguaje y ese lenguaje expresa a la persona en su totalidad.

descargar PDF: Llamados al amor – Archimadrid

La familia, imagen de Dios

Vamos a hablar de la familia.
De esposos, de padres e hijos;
de la convivencia, la comunicación, la educación…
De la felicidad que sentimos cuando sabemos que estamos unidos,
y de dificultades, problemas, luchas, logros y fracasos…
Pero lo primero de todo será hablar del amor.
Es el fundamento de la familia.
Sin el amor, no damos un paso.
No nos contentamos con intercambiar ideas y opiniones.
Eso nos ayudaría a saber más, pero saber no es suficiente.
Compartiremos criterios, valoraciones, sentimientos… la vida.
Compartiremos nuestra búsqueda.
Y la fe en Jesucristo,
que nos hace ver la vida con más claridad, y nos da fuerza para afrontarla.
Queremos vivir la familia, como Dios nos ha hecho capaces de vivirla.
Lo sabemos:
¡con Cristo es posible!

Libro 4: Qué bueno es Compartir

Qué bueno es compartir está dirigido a niños de nueve años o del cuarto grado de educación primaria. A esa edad, las expectativas académicas de los niños aumentan considerablemente. El niño está creciendo socialmente y está haciendo una transición moral del miedo al castigo y del “¿qué saco yo de todo esto?” a verse a si mismo como parte del grupo donde existe una relación recíproca del compartir. Estos grupos incluyen a la familia, el colegio, la vecindad y la comunidad.

En el libro 4, Alicia y Carlos deben mudarse juntos temporalmente por motivos de trabajo de sus padres. Alicia y Carlos son de pronto parte de nuevos grupos y deben encajar en un nuevo colegio, una familia más extensa y una nueva vecindad. A través de todos estos cambios, el compartir juegos toma un rol importante para hacer sus relaciones más llevaderas y los ayuda a participar y a pertenecer al grupo.

Algunos de los temas que son abordados son:

  • El amor de familia se construye en el compartir
  • La cooperación escolar se construye en el compartir
  • La propiedad pública y privada
  • La importancia de la contribución de cada persona
  • El mantenerse unidos durante circunstancias difíciles
  • La herencia compartida de la familia