DESCARGAR PDF: El programa Teen Star para la educación afectivo-sexual

Esta pedagogía del amor tiene lugar de muchos modos. El lugar primero donde se aprende a amar es, por vocación, la familia misma. Allí es donde se aprenden las primeras lecciones de generosidad, de escucha, de paciencia, de  sufrimiento, de atención presurosa por el otro. No es casualidad que la crisis de la afectividad esté estrechamente vinculada a la crisis de la institución familiar. Después, el círculo de amistades, los diversos elementos del tejido social, el ámbito donde las familias se encuentra con otras familias, deberían contribuir a este proceso.

De especial importancia es la ayuda que deben recibir los padres, como primeros educadores, de los colegios, así como la necesidad de una pastoral parroquial familiar donde la educación de la afectividad y sexualidad debe estar presente.

La familia es una institución natural en la que se nace, crece y se muere como persona. Es natural, no es sólo una   institución social o una creación social, si lo fuera ya habría sido sustituida dependiendo de muchos factores, fundamentalmente de índole política. Es la institución que hace posible al hombre desde el nacimiento o mejor desde el momento de la concepción, el disfrute o el ejercicio de algunos derechos esenciales.

De la misma manera que los animales necesitan un hábitat adecuado para desarrollarse plenamente, que variará dependiendo de la especie, el hombre para desarrollar plenamente sus capacidades necesita de la familia, la cual es su hábitat natural.

Por lo tanto es en el seno de la familia donde realmente crecemos como personas para el amor, donde tenemos la primera experiencia de amor y donde realmente se nos puede enseñar a amar, la familia es la verdadera escuela para la educación en el amor y los maestros son los padres, los cónyuges. Después del amor filial, el amor que descubrimos es el que se tienen nuestros padres y esta vivencia será fundamental para el amor conyugal futuro.

La mayoría de los padres de familia quieren orientar a sus hijos sobre el sexo y la sexualidad pero no están seguros de cómo deben hacerlo ni como afrontar sin complejos la conversación. Sin embargo, nuestros hijos poseen mucha más información sobre estos temas de la que los padres sospechan.

Hablemos de sexo con nuestros hijos es una guía práctica, repleta de orientaciones didácticas y situaciones cotidianas, de educación afectivo-sexual de los cero años a la adolescencia con el fin de dar a los padres pautas concretas para hablar sobre la sexualidad con sus niños y adolescentes.

Una guía basada en los programas de educación afectiva y sexual de la Fundación Desarrollo y Persona realizados con éxito durante los cuatro últimos años entre más de 10.000 jóvenes de toda España, que propone un modelo educativo sólido, directo y abierto para apoyar el desarrollo de nuestros hijos, informar su aprendizaje, y acompañarlos en el descubrimiento del sentido de la realidad sexual. Así, los adolescentes y jóvenes serán capaces de alejarse de  prácticas y conductas de riesgo, estableciendo relaciones de respeto y generosidad, que constituyen la condición de relaciones interpersonales y afectivas estables y la base de una futura vida familiar.

Descargar pdf

Libro 2: Estoy Creciendo Feliz

Estoy Creciendo Feliz comienza ubicando a los niños en el contexto de su propia familia. Los sentimientos son analizados para así poder favorecer los positivos y controlar los negativos. Los sentimientos son reconocidos y explicados para poder así poco a poco lograr tomar el control sobre estos. El concepto de “obediencia a los padres” (o adultos responsables) es destacado, fomentando los buenos modales y el cumplimiento de la “Regla de Oro” en el marco del control de si mismos. Similitudes, relaciones, diferencias en su naturaleza y temas introducidos en el libro 1 con respecto al cuerpo humano son tratados para poder así despertar y adoptar una conciencia ecológica.

El tema de la vida intrauterina y del recién nacido son tratados así como el cuidado del bebé que involucra a toda la familia.

Virtudes básicas como la generosidad, el sentido de pertenencia, (tanto propia como ajena), el orden, la honestidad, la obediencia, la cooperación y la responsabilidad son desarrolladas con ayuda de historias y anécdotas. La ubicación de los niños en su hogar, como un lugar donde ellos pueden cooperar, no solamente manteniendo el orden y la limpieza sino también cuidándolo es también tratado. Estas mismas virtudes son luego traspasadas al colegio y a la vecindad. Reglas concernientes a la salud, como la nutrición, la higiene, el buen uso del tiempo libre, la vacunación y la prevención de enfermedades son algunos de los temas que se exponen.

El evento más importante en la familia de Alicia es el nacimiento de su hermanita. Ella acompaña a su mamá durante el embarazo y en los cambios familiares que se presentan. Esto da lugar a la toma de conciencia del lugar que cada individuo ocupa en el círculo familiar. Así, cada día se dan lecciones acerca de lo que Alicia y su primo Charles van descubriendo.

Algunos de los temas que son abordados son:

  • El lugar que uno ocupa en su familia y en el colegio
  • Reconocimiento de emociones
  • Obedeciendo a la conciencia
  • Buenos modales
  • La “Regla de Oro”
  • Embarazo