Las altas cifras de embarazo adolescente y la cada vez más temprana edad de iniciación sexual es una preocupación de la sociedad y también de la Iglesia, que busca el desarrollo pleno de cada persona. La mayoría de las iniciativas propuestas para hacer frente a este problema suelen ser reductivas o concentrarse exclusivamente en soluciones técnicas para evitar embarazos no deseados o transmisión de enfermedades. Sin embargo, la Iglesia cree que la respuesta a este desafío no puede reducirse a una mera instrucción de métodos anticonceptivos y profilácticos, sino a una formación integral de cada persona, que dignifique su condición humana, que le enseñe a amar y ser amado.

La base de este planteamiento formativo está contenida en el nuevo libro del Área Educación de la Conferencia Episcopal de Chile, “Para Amar y Ser Amado. Fundamentos para una auténtica educación en el amor”.

“El texto busca sentar las bases para una educación que conduzca a hombres y mujeres a una vivencia madura de su afectividad y sexualidad. Desea ser un instrumento que ayude a enfrentar la urgente tarea de educar para el verdadero amor, la que principalmente recae sobre la familia, que recibe el apoyo del colegio, y orienta a los hijos e hijas al camino de la verdadera libertad y del verdadero amor”, explica Monseñor Carlos Pellegrin, Obispo de Chillán y Presidente del Área Educación de la Conferencia Episcopal, en el libro.

El texto, de 95 páginas,  tiene  como autora principal a la doctora Pilar Vigil, profesora de la Facultad de Ciencias Biológicas, quien por más de 18 años ha trabajado formando adolescentes, en Chile y el extranjero, para una educación integral para el amor, y como coautores a Felipe Herrera, Pilar del Río, Manuel Cortés y Edgardo Fernández.  “Pretendemos mostrar cómo una adecuada educación de la afectividad y la sexualidad abre el camino para la realización humana dentro de una síntesis en la que participen la razón y la voluntad, exigida por la verdad y por el bien de la persona”, señala  Pilar Vigil, y agrega que “la idea es ayudar a que los jóvenes, hombres y mujeres, tomen conciencia progresiva del valor que tiene la verdad en cualquier experiencia sexual y de la necesidad de vivir esta experiencia como una elección responsable de la propia libertad”.

El libro está dividido en siete unidades: Para amar y ser amados, Cuerpo y alta: totalidad unificada, Alteridad e identidad personal, El don de la fertilidad ¿salud o enfermedad?, Sexualidad, un modo propio de ser, Vocación esponsal: don de sí, un llamado para todos, y El desafío de educar.

¿Una oportunidad para las empresas?

VenEconomía Mensual. Enero de 2010. Maureen Ardila.

Provive, una Organización No Gubernamental Venezolana, que fue
creada para promover la vida desde la gestación, podría contribuir de
manera extraordinaria a la formación de valores democráticos en los
niños y adolescentes, de América Latina y otros países en el mundo,
con su novedoso programa Aprendiendo a Querer…

El amor y la fortaleza social

El tema de la afectividad no parece tener cabida en una sociedad
donde las relaciones humanas tienden cada vez más a caracterizarse
por el maltrato y la intolerancia. Sin embargo, Provive, una
organización venezolana sin fines de lucro, creada en 1982, con el
firme propósito de promover la defensa de la vida desde el momento
de la gestación, está desarrollando desde hace más de cinco años el
programa Aprendiendo a Querer, que podrá contribuir de manera
extraordinaria a la formación de valores democráticos de los niños y
adolescentes de América Latina y otros países del mundo.
Este programa conocido internacionalmente como Alive to the World,
nace de la iniciativa de Christine de Marcellus Vollmer, presidenta y
cofundadora de Provive, quien en 1985 decidió escribir libros
escolares para ayudar a los padres en la formación de los valores de
sus hijos (ver recuadro).

El programa se inicia en Venezuela en el año 2004 y hasta la fecha se
ha implementado en doce países de America, incluyendo el sur y ha
beneficiado a más de 65.000 niños y jóvenes de estos países.
Aprendiendo a Querer (AaQ) es un programa intensivo de educación
y formación integral para la vida. Éste se fundamenta en la formación
en valores y virtudes universales, y tiene el propósito de desarrollar
en los niños y adolescentes, habilidades básicas, para la convivencia
social –su capacidad de asumir la responsabilidad sobre sus actos,
tomar decisiones, acordes con su dignidad personal, pero respetando
la dignidad de los otros–.

Leer Artículo