En enero del 2009 empezamos el año con un seminario de capacitación en Lisboa impartido por María Luisa Estrada de Vélez y Juan Francisco Vélez. Desde entonces se han involucrado los instructores de PTC , así como otras personas que estaban interesadas en el proyecto.

Hacía más de dos años que la Asociación Familia y Sociedad – AFS – tenía conocimiento de Protege Tu Corazón, a través de un contacto por e-mail con los instructores de PTC en el Brasil. El programa era exactamente lo que la Asociación quería hacer en Portugal para ayudar a los padres a educar sus hijos en el ámbito de la sexualidad, un programa de educación del carácter.

El principal obstáculo a ese deseo era la falta de financiación. A finales de 2008 este problema fue finalmente superado. Así, con la ayuda del Fondo Social Europeo, se comenzó a realizar el programa en las escuelas de Torres Vedras durante el primer semestre del 2009. Al comienzo del año escolar 2009/2010 se inició con el programa también en Lisboa.En Portugal se ha introducido recientemente una nueva ley de educación sexual en las escuelas, por lo que es obligatorio. Tener la alternativa de PTC ha sido especialmente importante para abordar las preocupaciones de muchos padres y profesores que no quieren los modelos de educación sexual basados en el “sexo seguro”.

La experiencia ha sido muy positiva. En Torres Vedras, en las primeras sesiones hubo un muchacho que se portó muy mal en la sesión de ¿Quién soy yo? Los instructores hicieron la dinámica de las cajas, una llena de hojas secas y la otra con dulces. Cuando a este estudiante, le llegó su turno, dijo que no había salido el sabor que quería, que no era justo, que era siempre lo peor para él y tiró la caja por el aire furioso. Después de haber sido reprendido por 2 profesores presentes, amenazó con golpearlos y también amenazó a la instructora de PTC. Debido a esta actitud recibió un castigo de la escuela. Su madre, que es una empleada de la escuela, fue a pedir disculpas a la instructora por el comportamiento del niño. Esta aprovechó la oportunidad para hacerle ver que debía ayudarlo a crecer y a pensar más en los demás. En el año escolar siguiente, realmente se comportó mucho mejor, siendo más atento con los demás. En la primera sesión con la misma instructora, se habló de la comunicación. Al final, en privado, ella lo elogió por la forma en que había cambiado. El muchacho respondió positivamente y dijo en broma: “Todavía no he olvidado mi dulce”. En el siguiente período de sesiones la instructora trajo dulces para toda la clase. El niño en cuestión esperó su turno con calma, sin ningún comentario. Entonces, ella le llamó delante de los demás y le entregó una barra de chocolate, diciendo a toda la clase que el alumno había demostrado que alcanzar la meta del programa es cambiar las actitudes y su propio crecimiento en todas las dimensiones. Estaba muy contento y agradecido. Después de recoger todas sus cosas, la instructora estaba a punto de salir de la sala y fue abordada por el niño, que había corrido desde la zona de juegos para decirle, con una mirada de completa felicidad, como había compartido esa barra de chocolate con los amigos. En realidad, este es un programa de formación de carácter y este chico ha aprendido a pensar en los otros antes que en él.

También en Torres Vedras, dando el tema de ¿Quién soy?, la instructora pidió a cada uno que comentara una cosa especial que sabían hacer. Una chica terminó confesando que sabía hacer bolsas de tela y que era un hobby para ella. Sus compañeras que ni siquiera sabían que hacía bolsas, pronto comenzaron a alabar su mochila. La chica no era muy bonita, tenía granos y gafas. Sin embargo, se podía ver que había quedado muy feliz. En la siguiente sesión, ofreció una bolsa hecha por ella a la instructora, notándose que se había sentido muy valorada por el episodio. En la vida de esta chica, PTC ha dejado alguna huella.

Hay cada vez hay más escuelas que están interesadas en recibir PTC. Por ejemplo, en Torres Vedras ya se empezó a trabajar en el Externado Penafirme y se extenderá durante los próximos 3 años. También en Torres Vedras, en el Colegio Mundo de los niños y el Externato Cooperativa de Benedita, está programada para comenzar en 2010 nuevos cursos.

También ha surgido el interés del Ayuntamiento de Cascais, a lo que contestaron 16 representantes de escuelas del condado. En el seguimiento de las reuniones ya hemos sido contactados por algunas de esas escuelas.

Todo el equipo de PTC está muy entusiasmado con este año que comienza principalmente porque tendremos otro seminario de capacitación del 22 al 24 de abril de 2010 con la presencia de Juan Francisco y María Luisa.

Hablamos con José Pérez Adán, uno de los fundadores del IVAF junto con las doctoras Ana Otte y Concepción Medialdea, con ocasión del inicio de los cursos especiales para profesores sobre el programa SABE, que tienen lugar para todo el mundo a través de Internet y en la modalidad presencial en la sede del instituto Juan Pablo II en Valencia.

USTEDES ACABAN DE PUBLICAR UN MANUAL ESPECÍFICO SOBRE LOS CONTENIDOS DEL PROGRAMA SABE, ¿PODRÍA DECIRNOS QUÉ REPRESENTA ESTA APORTACIÓN PARA LA EDUCACIÓN ESCOLAR?
– El Curso de Educación de la Sexualidad para Adolescentes (Programa SABE) es un manual de referencia básico en la materia para los profesores de secundaria, y es también idóneo para padres, monitores de jóvenes, y centros de formación y ocio de adolescentes. Nuestro libro es fruto de la experiencia de muchos años de trabajo en varios países al servicio de los padres y profesores que quieren dar a sus hijos y alumnos una formación en la responsabilidad, en la lealtad, en la solidaridad y en el respeto a los demás, enmarcando el propio desarrollo sexual en este contexto. Nuestro libro era una necesidad: no disponemos en el panorama editorial español de algo parecido. Los profesores de los colegios donde los padres quieren una formación de la sexualidad que lleve a sus hijos a una vida familiar feliz, hace tiempo que nos estaban pidiendo algo parecido, y, la verdad, estamos muy contentos con el resultado.

¿PODRÍA RESUMIRNOS BREVEMENTE EN QUÉ CONSISTE EL PROGRAMA SABE?
– El programa SABE tiene tres pilares fundamentales: ciencia, prudencia y continencia. Ciencia para ilustrar al profesor y al alumno en los fundamentos del desarrollo psicológico y biológico humano. Prudencia para tener todos los elementos de juicio a la hora de decidir y proponer la conducta adecuada. Y continencia para apostar por la responsabilidad sexual que implica saber esperar por buenas y sólidas razones. La metodología peculiar del programa SABE proporciona al profesor una ayuda indispensable
para conducir el curso de educación de la sexualidad en el aula de manera sencilla, ágil y con el máximo rigor científico.

POR ÚLTIMO, ¿QUÉ OPINA DE LAS PROPUESTAS DE EDUCACIÓN SEXUAL DE LAS SUCESIVAS CAMPAÑAS LANZADAS DESDE ORGANISMOS PÚBLICOS?
– Mire, esas campañas están huérfanas de estudios científicos previos y el resultado es que fomentan lo que en teoría pretenden evitar: la incitación sexual temprana, la promiscuidad, y las enfermedades de transmisión sexual. Ante ello, los padres están indefensos pues esas campañas se llevan a cabo con el dinero de los padres, es decir, con dinero público. Nuestro instituto, por el contrario, ha desarrollado su trabajo generando su propia financiación desde el ámbito privado y con mucho sacrificio y empeño. Podemos decir que somos genuinamente independientes y libres: a nosotros nadie nos paga por decir lo que decimos. Y nos parece que esto es fundamental para hacer ciencia: que no haya intereses creados para llegar a un tipo determinado de resultados. Nosotros estamos del lado de la ciencia, que es el lado de la continencia, del saber esperar, de la formación del carácter, del conocimiento de la propia fertilidad; quienes diseñan las campañas públicas de educación sexual están en otro lado.