Storyboarding es un programa de educación integral de la persona que se desarrolla a través de una metodología basada en el mundo del cine y aprovechando todas las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, buscando generar una serie de experiencias en el grupo con el que se trabaja para interpretarlas correctamente y darles una respuesta adecuada.

Storyboarding se desarrolla con un grupo de personas y en diversos colectivos, como por ejemplo, una clase de alumnos de un colegio, un grupo de parejas de novios, o un equipo de formadores.

Para el adecuado desarrollo del Storyboarding son necesarios varios elementos. Entre ellos los dos elementos más centrales son el propio grupo y el profesional que dirige la intervención, además de las herramientas y materiales diseñados por la Fundación Gift & Task exclusiva y originalmente creadas para el Storyboarding y el equipo audiovisual pertinente.

El grupo que participa en un Storyboarding se ve inmerso en un guión en el que él mismo define a los personajes y sus relaciones, siendo los integrantes del grupo los protagonistas de una historia que les ayudará a conocerse mejor a sí mismos, y que les ofrecerá herramientas para tomar decisiones en su propia vida.

Storyboarding tiene una serie de características propias, además de la propia metodología, que lo distinguen de otros proyectos de su ámbito:

1. Sólo es posible llevarlo a cabo con un grupo de personas e impartido por un profesional cualificado y preparado para ello.

2. El profesional que imparte el Storyboarding pertenece a un equipo multidisciplinar (pedagogos, psicólogos y expertos en cine) que apoya y supervisa su intervención.

3. Pone como centro de la intervención a la persona. Al educando en su contexto grupal así como al educador profesional como referente y guía del grupo.

4. La intervención se contextualiza al máximo gracias a dos factores: de una parte, por el tipo de grupo o colectivo en el que se va a desarrollar (de forma que se adaptan los contenidos específicos, los materiales y la forma de guiar al grupo por parte del profesional); y de otra, por los cuestionarios de contexto que las personas participantes rellenan antes y después de la intervención.

5. Los contenidos que se van trabajando a lo largo del Storyboarding se resumen y quedan fijados en una “máxima”. Se trata de una frase contundente que refleja la esencia de cada gran contenido.

6. Un tiempo después de la intervención directa con el grupo, se lleva a cabo el visionado y comentario conjunto del producto audiovisual creado por el grupo.

7. Previamente a las sesiones, se recaban las autorizaciones necesarias para la grabación de imágenes del grupo y del trabajo que van a realizar.

8. Ha sido creado utilizando como referente por un lado la teoría sobre el guión cinematográfico desarrollada por Robert McKee, y por otro la corriente antropológica y filosófica del Personalismo.