Alianza para la Familia recibirá una donación de $125,000 dólares de parte de USAID para la evaluación del impacto de la educación en valores en niños pequeños.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional / USAID ha concedido una donación de $125,000 dólares a Alianza para la Familia / ALAFA para la evaluación de impacto de la educación en valores en niños pequeños en México, Perú y Venezuela.

Con esta concesión el Gobierno de los Estados Unidos apoya y promueve los esfuerzos de AFF en la implantación de un sistema de monitoreo y evaluación del programa. Así “el proyecto no se quedará en las aulas sino que los expertos podrán evaluar si los valores que nosotros transmitimos y las técnicas que utilizamos para enseñarlos, son satisfactorias – si logran un impacto que pueda ser medido en el conocimiento, actitud y comportamiento de los jóvenes” dice Cristina Burelli, Directora Ejecutiva de AFF.

En un periodo de tres años, trece mil niños en edades comprendidas entre los ocho y once años participarán en el programa Aprendiendo a Querer como parte de su horario escolar. Se les enseñaran habilidades básicas, basadas en virtudes y valores universales, como responsabilidad, autoestima, autocontrol, y la participación en la vida de la comunidad, con la intención de estimular el comportamiento democrático.

A través de Internet, los niños entregarán informes sobre lo que han aprendido, sobre la puesta en práctica de estos nuevos conocimientos y sobre la evaluación de los textos y enseñanza recibida. Estos informes electrónicos – una novedosa forma de recabar información de niños en países en vías de desarrollo – serán de gran ayuda para AFF a la hora de evaluar hasta qué punto el curso influye sobre el comportamiento. Alianza Latinoamericana para la Familia (Caracas) que ha desarrollado este curso, se encargará de capacitar a los profesores. Los socios financieros son la Fundación Alberto Vollmer, Alianza Global del Desarrollo de USAID y la Fundación John Templeton.

Nairobi, Kenya, Mayo 2007

Meta: Salvar a 200,000 niños de la infección antes del 2010.

La Fundación Africana de Acción Familiar (African Family Life Federation / AFLF), una alianza de 21 organizaciones de países que han utilizado el Programa Aprendiendo a Querer, ha reconocido el potencial que tiene el programa, en la prevención de la propagación del SIDA/VIH.

AFLF busca volver a despertar en los jóvenes los valores tradicionales africanos, como el respeto en sí mismo, la amistad, el optimismo y el anhelo por pertenecer a una familia y a una sociedad. Sólo si se acogen a un claro sistema de valores y virtudes cuando son niños, podrán los jóvenes reconocer que la fidelidad en el matrimonio y la abstinencia sexual, tienen sentido, son fáciles de lograr y los puede salvar del SIDA/VIH cuando son adolescentes. La meta es alcanzar a 200,000 niños, entre ocho y doce años de edad, en ocho países en los primeros tres años de ejecución del programa.

En Mayo del 2007, diez expertos en educación de ocho países trabajaron en Nairobi, Kenya, por 10 días junto con Christine Vollmer, la creadora del programa Aprendiendo a Querer, para poder adaptar la imagen y textos del programa, a la realidad africana. Un aspecto muy conocido de la realidad local es que algunos temas de sexualidad deben ser introducidos a edades muy tempranas.

Alianza para la Familia /ALAFA capacitará a docenas de educadores africanos en las diferentes series de Aprendiendo a Querer, cuyo resultado ha demostrado ser satisfactorio en escuelas de diferentes países de América Latina. Por su parte, los educadores africanos, capacitarán a cientos de profesores. El programa incluye evaluaciones de impacto similares a las realizadas en México, Perú y Venezuela. La Fundación Africana de Acción Familiar / AFLF tratará de utilizarlas para entablar discusiones académicas y públicas acerca de la relación de los valores tradicionales, las familias estables y la salud.

EDUCACION EN VALORES UNIVERSALES SE EXTIENDE

Organizaciones y países se unen al esfuerzo de educar a los niños en valores para formarlos como mejores ciudadanos.

Esta vez fue en Panamá y con la empresa Chevrón-Texaco que el programa “Aprendiendo a Querer” va a sentar sus bases en el país centroamericano, con el propósito de despertar en los jóvenes estudiantes los valores universales, como el respeto a sí mismos y a los demás, la amistad, la lealtad, la perseverancia, la integridad, el optimismo y el anhelo a pertenecer como persona válida y respetada en una sociedad. Se pondrán en práctica así, actividades curriculares para formarlos a ser mejores para su país y el mundo.

El convenio beneficiará a unos diez mil estudiantes quienes recibirán los libros necesarios que la compañía Chevrón entregó al ministerio de Educación de esa nación, con la colaboración directa de la Alianza para la Familia, AFF, ONG promotora del proyecto. Participaron en el acto de entrega de los textos, la Ministra de Educación panameña, Lucy Molinar; Pedro Segui, gerente de Ventas al Detal y Clientes Industriales de Chevrón, y, Cristina Burelli, Directora Ejecutivo de AFF.De esta manera, AFF contribuye con la empresa petrolera en una de sus más importantes áreas de acción, la educación dentro del contexto de desarrollo de los países.

El Sr. Segui señaló que en la última década han participado en diferentes comunidades del mundo con programas enfocados en la formación estudiantil, principalmente en la búsqueda de crear conciencia sobre los valores humanos. Y con este convenio precisamente alcanzan uno de sus máximos objetivos, porque en “Aprendiendo a Querer” encontraron las herramientas necesarias para poner en práctica sus planes.

Son doce textos dentro del plan suscrito, que pueden ser usados en la escuela primaria y secundaria en todos los años de estudio. Allí se presentan historias y situaciones donde los mismos alumnos se reconocen en sus diferentes etapas de desarrollo. Se les dan los instrumentos para hacerles pensar y tomar decisiones y las formas positivas de enfrentar las consecuencias de sus acciones, de una manera responsable y seria.

Con el material en sus manos tienen la oportunidad de usar las mejores vías para desenvolverse en la vida tomando en cuenta la familia, la amistad, los amiguitos, romances, sexo, matrimonio, entre otras responsabilidades y decisiones, para luego aplicar en forma consciente principios específicos como la regla de oro, comportamiento en grupos de trabajo, responsabilidad personal y respeto por la propiedad de otros, entre muchos otros aspectos importantes del diario vivir. De esta manera los jóvenes aprenden el sentido correcto de los valores universales y se forman con  un sistema coherente que les abre sus mentes a un mundo de posibilidades, incluyendo salud, felicidad y progreso.

Este modelo de enseñanza está siendo usado ya en muchos países y sigue conquistando voluntades para su implementación. La respuesta ha sido totalmente positiva, tanto de los jóvenes, como de los maestros, como de los padres y de las comunidades. Son muchas las instituciones que han solicitado y están esperando la colaboración de la Alianza para la Familia, para implementar el programa “Aprendiendo a Querer” en sus aulas.

Más información: www.infoval.org, www.allianceforfamily.org