descargar PDF: Llamados al amor – Archimadrid
En verdad es justo y necesario darte gracias Padre santo porque al hombre,  creado por tu bondad, lo dignificaste tanto que has dejado la imagen de tu propio amor en la unión del varón y de la mujer. Y al que creaste por amor y al amor  llamas, le concedes participar en tu amor eterno. Y así, el sacramento de los  desposorios, signo de tu caridad, consagra el amor humano. Por Cristo nuestro  Señor.