descargar PDF: Llamados al amor – Archimadrid
En verdad es justo y necesario darte gracias Padre santo porque al hombre,  creado por tu bondad, lo dignificaste tanto que has dejado la imagen de tu propio amor en la unión del varón y de la mujer. Y al que creaste por amor y al amor  llamas, le concedes participar en tu amor eterno. Y así, el sacramento de los  desposorios, signo de tu caridad, consagra el amor humano. Por Cristo nuestro  Señor.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *