DESCARGAR PDF: El programa Teen Star para la educación afectivo-sexual

Vivimos en una sociedad sometida a cambios rápidos en donde la idea más o menos contrastada de personas  intelectuales es acogida rápidamente por una mayoría formando la “cultura socialmente dominante”. Esta cultura  dominante va dirigida a personas, que por haberse acomodado pasivamente a una vida superficial, han perdido  completamente la intención de comprender. Es decir: rechazan las razones para comprender adecuadamente. Con lo cual las personas dejan de preguntarse acerca “de” y “sobre” el sentido de la vida.

Después de una relajación de las referencias éticas y la autoconciencia del sujeto, se ha producido un tipo de mutación antropológica tan profundo que llega a amenazar los rasgos constitutivos de la experiencia humana elemental y, por tanto, llega casi a “abolir lo humano” . Por ello, las relaciones primarias de la dimensión afectiva del yo, quedan gravemente comprometidas y alteradas.

Sólo un mejor conocimiento del hombre mismo de su ser corporal y espiritual nos ayudará a corregir nuestro destino. Sólo si sabemos de donde venimos podremos saber a donde vamos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *