DESCARGAR PDF: El programa Teen Star para la educación afectivo-sexual

Hemos visto anteriormente que tanto la cultura dominante como el pecado son dos handicaps importantísimos para amar, pero aun siendo estos importantes, lo trascendente es que el hombre creado para amar no tiene la integración necesaria de sus diferentes niveles (corporal, afectivo y espiritual) para conseguirlo de manera natural.

Lo que pretendemos educando para el amor es ayudar al niño a que integreencaje- armonice-  acople su ser persona con sus distintas dimensiones.

El hombre no es unión sino unidad. No es la unión de la biología, psicología y espíritu, sino una unidad de estas tres facetas, y la maduración consiste en la ordenación de las tres hacia el bien.

El hombre es un ser sexuado desde el momento de la concepción y ama bien como hombre bien como mujer, utilizando su cuerpo como ser corpóreo que es, cuerpo que encierra un misterio. “Camino elegido por Dios para permitir a la creación entera que manifieste a la creación entera que su ser es un don y su finalidad entregarse”. “El cuerpo y sólo él es capaz de hacer visible lo invisible:
lo espiritual y lo divino”. El cuerpo tiene su propio lenguaje y ese lenguaje expresa a la persona en su totalidad.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *