1.- La adquisición por parte del estudiante de una formación avanzada, de carácter especializado y multidisciplinar, orientada a la especialización profesional en educación de la sexualidad.

2.- Poseer y comprender conocimientos que aporten una base u oportunidad de ser originales en el contexto de la oferta educativa y asistencial en el área de educación de la sexualidad.

3.- Conformar una base profesional y especializada en educación de la sexualidad que fundamente en el ámbito educativo, social y sanitario la cultura de la vida desde una genuina perspectiva de familia.

4.- Que los estudiantes sepan aplicar los conocimientos adquiridos y su capacidad de resolución de problemas en entornos nuevos o poco conocidos dentro de contextos más amplios (o multidisciplinares) relacionados con su área de estudio, tales como programas de educación alternativos, educación de adultos, codesarrollo, ayuda al desarrollo o relaciones internacionales.

5.- Que los estudiantes sean capaces de integrar conocimientos y profundizar en su área de especialización para ofertar su capacitación a través de vehículos de comunicación novedosos.

6.- Que los estudiantes sepan comunicar sus conclusiones -y los conocimientos y razones últimas que las sustentan- a públicos variados y a colegas y gestores de centros educativos y centros sanitarios o socio-sanitarios.

7.- Que los estudiantes posean las habilidades de aprendizaje que les permitan continuar estudiando y profundizando en las enseñanzas recibidas.

Tipo de enseñanza: On line / a distancia

Número de ECTs (créditos europeos) del título: 66

Orientación: Profesional. El curso va dirigido a responsables de centros de educación infantil, primaria y secundaria. Responsables de salud y agentes de salud. Maestros, tutores, profesores, padres, agentes de pastoral, o sacerdotes que cuenten con un título de grado universitario reconocido para ingresar en el curso.

Requisitos de Matriculación: Título de Grado en Ciencias de la Salud o de la Educación, preferentemente.

Ofertan:
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Valencia)
Instituto Valenciano de Fertilidad, Sexualidad y Relaciones Familiares (IVAF)

Participan:

Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nicaragüense del Trópico Seco

Dirección del curso: Concepción Medialdea (IVAF, directora), José Pérez Adán (IVAF, UV, adjunto a la dirección), Francisco Bosch Morell (UCH CEU).

09/12/2009

Diez preguntas a los centros concertados sobre la educación sexual que va a imponer el gobierno 10

Ya queda menos. El gobierno y sus aliados ERC e IU han anunciado hoy que el proyecto de Ley sobre Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo será debatido este jueves en la Comisión de Igualdad del Congreso y votada en el Pleno de la Cámara del próximo día 17, última sesión ordinaria antes de las fiestas de Navidad.

Los grupos parlamentarios del PSOE y de ERC-IU-ICV han acordado que la nueva Ley sobre Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo garantice que se imparta educación sexual en todos los niveles educativos de los colegios.

En los colegios, tras la Educación para la Ciudadanía, otra asignatura de Educación Sexual también formará parte de la educación general de los niños.

Novedades, ninguna. A primeros de agosto, denunciamos cómo la conocida como Reforma de Ley del Aborto incluía un ambicioso plan de educación sexual impuesto desde el Ministerio de Igualdad que recorrerá todas las etapas del ciclo escolar de los alumnos. Y hace un mes desgranábamos los contenidos educativos que incorpora la llamada “Ley del Aborto”.

Si el Ministerio de Educación ha sido inflexible con la puesta en marcha de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía, ahora cuenta con el apoyo del Ministerio de Sanidad y Política Social para remachar su plan adoctrinador. Porque los aspectos relativos a la educación sexual gubernamental dependerán del Ministerio de Sanidad. Una garantía porque, si en este país los principios educativos son poco cuestionados, los aspectos sanitarios son indiscutibles.

«el Gobierno presentará antes de fin de año su propuesta. Consensuada con las sociedades científicas, el objetivo es formar a los más jóvenes en una salud sexual responsable. Con más educación e información se busca reducir el número de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. Pero tambiénromper tabúes, los que hacen que los problemas de salud sexual se oculten en la sociedad española. «Sabemos que no será fácil. La obligación por ley es la herramienta que nos permitirá abordarlo. Si no lo logramos será una oportunidad perdida», reconoció el número dos de Sanidad.

Educación sexual en el cole, por ley, ABC, 8 de noviembre de 2009.

Y, claro, tras la experiencia de la implantación de Educación para la Ciudadanía, el Gobierno no va a dejar en manos de los centros y sus profesores la educación sexual:

«Tenemos que contar con farmacéuticos y enfermeros para entrar en los colegios y no cargar a los profesores con cuestiones para los que no están preparados ni formados», destacó Martínez Olmos.
Educación sexual en el cole, por ley, ABC, 8 de noviembre de 2009.

Ante este panorama, y teniendo en cuenta la reciente experiencia de la implantación de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía, quisiera, como padre que lleva a sus hijos a centros escolares concertados, que sus titulares respondieran a una serie de dudas que a muchos padres se nos plantean:

  1. ¿Van a realizar algún tipo de manifestación pública repudiando la imposición de asignaturas obligatorias de carácter adoctrinador que vulneran el derecho de los padres a elegir la formación moral que desean para sus hijos y se oponen al ideario propio del centro o se van a someter, en aras de las buenas relaciones con la correspondiente consejería, a lo que se imponga sin torcer mínimamente el gesto?
  2. ¿Tienen previsto informar a los padres que hemos confiado la educación de nuestros hijos a sus centros de la imposición de la nueva asignatura, sus objetivos, contenidos y criterios de evaluación o se va a obviar como ha sucedido con la introducción de la Educación Etico-Cívica en la ESO y Educación para la Ciudadanía en Primaria?
  3. ¿Van a poner a disposición de los padres lo materiales y la programación y van a informar de la persona que, por indicación de la administración, va a impartir la asignatura, dado que es un derecho reconocido por las sentencias del Supremo sobre Ciudadanía o se va a apelar, simplemente “a tener confianza en el centro” como si sus titulares supieran mejor que sus padres lo que conviene a sus hijos?
  4. ¿Van a facilitar a los padres que decidan objetar en conciencia su decisión, o van a tratar de disuadirles, marginarles o coaccionarles?
  5. ¿Están elaborando, como en el caso de la Educación para la Ciudadanía, una “estrategia de adaptación” que, vulnerando la legislación vigente, suponga un fraude de ley y ponga en riesgo a medio plazo la viabilidad del centro?
  6. ¿Se han planteado que, aun articulando escapatorias, “burbujas” y soluciones coyunturales y locales, están facilitando la imposición de leyes que recortan las libertades individuales y transmitiendo a sus alumnos, sus padres y la sociedad en general un mensaje de ignorancia o desprecio por lo que significa el Bien Común en una sociedad?
  7. ¿Van a facilitar a través de las APAs o APYMAs la posibilidad de que se informe sobre esta nueva asignatura desde el punto de vista de los padres objetores en aras de la libertad o se les va a cerrar toda posibilidad de información más allá de la que el centro -si lo hace- tenga a bien proporcionar?
  8. ¿Siguen pensando que es prioritario anteponer criterios pedagógicos (como la educación diferenciada) a criterios morales como desobedecer las leyes injustas, defender el derecho de los padres que dicen representar o frenar la escalada de intervencionismo en la educación, que mina indiscutiblemente la razón de ser de los centros con ideario propio?
  9. ¿Van a supeditar la impartición de asignaturas adoctrinadoras al mantenimiento impoluto de las relaciones con la administración como un “mal menor” que ya debiera empezar a ser considerado como un “mal mayor”.
  10. ¿Tiene sentido esta cadena de cesiones como medio para un fin determinado y desconocido por la gran mayoría de los padres o se trata de una huída hacia adelante que cada vez hace más compleja su rectificación?

© 2009, Diario de un padre objetor. Todos los derechos reservados. Este texto puede ser citado siempre que se indique su procedencia y se enlace con su origen.