Jaime Urcelay: De Educación para la Ciudadanía a Educación Sexual Obligatoria jurcelayr

Invitado por Burgos Educa en Libertad, el presidente de Profesionales por la Ética, Jaime Urcelay, imparte en Burgos una conferencia, en la que prestará especial atención al adoctrinamiento ideológico sobre el aborto que intenta imponer el Ejecutivo en las escuelas a través de la nueva Ley del Aborto.

El larguísimo nombre de la nueva Ley Aído -Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo- ha hecho que, algunas veces por economía del lenguaje y otras por pura pereza, la sociedad acabe refiriéndose a ella como la nueva ley del aborto’. Pero esa, la de convertir el delito del aborto en un derecho, es sólo una parte de la ley.

La otra se centra en la aceptación de semejante cambio a través de la educación. Para ello el Gobierno ha trazado un ambicioso plan encaminado a imponer su particular visión de la sexualidad.

La forma está clara: módulos de educación sexual obligatorios en todos los niveles educativos a cargo de personal ajeno al centro (enfermeros y farmacéuticos principalmente, pero también psicólogos y sexólogos).

watch?v=LhBZO4LMrJo

watch?v=YQqEiVkKLc8

watch?v=Rse16hB5lk4

watch?v=oieF3MfXP8o

watch?v=f5AI0vxIWmA

watch?v=ot5idSwy8kk

09/12/2009

Diez preguntas a los centros concertados sobre la educación sexual que va a imponer el gobierno 10

Ya queda menos. El gobierno y sus aliados ERC e IU han anunciado hoy que el proyecto de Ley sobre Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo será debatido este jueves en la Comisión de Igualdad del Congreso y votada en el Pleno de la Cámara del próximo día 17, última sesión ordinaria antes de las fiestas de Navidad.

Los grupos parlamentarios del PSOE y de ERC-IU-ICV han acordado que la nueva Ley sobre Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo garantice que se imparta educación sexual en todos los niveles educativos de los colegios.

En los colegios, tras la Educación para la Ciudadanía, otra asignatura de Educación Sexual también formará parte de la educación general de los niños.

Novedades, ninguna. A primeros de agosto, denunciamos cómo la conocida como Reforma de Ley del Aborto incluía un ambicioso plan de educación sexual impuesto desde el Ministerio de Igualdad que recorrerá todas las etapas del ciclo escolar de los alumnos. Y hace un mes desgranábamos los contenidos educativos que incorpora la llamada “Ley del Aborto”.

Si el Ministerio de Educación ha sido inflexible con la puesta en marcha de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía, ahora cuenta con el apoyo del Ministerio de Sanidad y Política Social para remachar su plan adoctrinador. Porque los aspectos relativos a la educación sexual gubernamental dependerán del Ministerio de Sanidad. Una garantía porque, si en este país los principios educativos son poco cuestionados, los aspectos sanitarios son indiscutibles.

«el Gobierno presentará antes de fin de año su propuesta. Consensuada con las sociedades científicas, el objetivo es formar a los más jóvenes en una salud sexual responsable. Con más educación e información se busca reducir el número de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. Pero tambiénromper tabúes, los que hacen que los problemas de salud sexual se oculten en la sociedad española. «Sabemos que no será fácil. La obligación por ley es la herramienta que nos permitirá abordarlo. Si no lo logramos será una oportunidad perdida», reconoció el número dos de Sanidad.

Educación sexual en el cole, por ley, ABC, 8 de noviembre de 2009.

Y, claro, tras la experiencia de la implantación de Educación para la Ciudadanía, el Gobierno no va a dejar en manos de los centros y sus profesores la educación sexual:

«Tenemos que contar con farmacéuticos y enfermeros para entrar en los colegios y no cargar a los profesores con cuestiones para los que no están preparados ni formados», destacó Martínez Olmos.
Educación sexual en el cole, por ley, ABC, 8 de noviembre de 2009.

Ante este panorama, y teniendo en cuenta la reciente experiencia de la implantación de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía, quisiera, como padre que lleva a sus hijos a centros escolares concertados, que sus titulares respondieran a una serie de dudas que a muchos padres se nos plantean:

  1. ¿Van a realizar algún tipo de manifestación pública repudiando la imposición de asignaturas obligatorias de carácter adoctrinador que vulneran el derecho de los padres a elegir la formación moral que desean para sus hijos y se oponen al ideario propio del centro o se van a someter, en aras de las buenas relaciones con la correspondiente consejería, a lo que se imponga sin torcer mínimamente el gesto?
  2. ¿Tienen previsto informar a los padres que hemos confiado la educación de nuestros hijos a sus centros de la imposición de la nueva asignatura, sus objetivos, contenidos y criterios de evaluación o se va a obviar como ha sucedido con la introducción de la Educación Etico-Cívica en la ESO y Educación para la Ciudadanía en Primaria?
  3. ¿Van a poner a disposición de los padres lo materiales y la programación y van a informar de la persona que, por indicación de la administración, va a impartir la asignatura, dado que es un derecho reconocido por las sentencias del Supremo sobre Ciudadanía o se va a apelar, simplemente “a tener confianza en el centro” como si sus titulares supieran mejor que sus padres lo que conviene a sus hijos?
  4. ¿Van a facilitar a los padres que decidan objetar en conciencia su decisión, o van a tratar de disuadirles, marginarles o coaccionarles?
  5. ¿Están elaborando, como en el caso de la Educación para la Ciudadanía, una “estrategia de adaptación” que, vulnerando la legislación vigente, suponga un fraude de ley y ponga en riesgo a medio plazo la viabilidad del centro?
  6. ¿Se han planteado que, aun articulando escapatorias, “burbujas” y soluciones coyunturales y locales, están facilitando la imposición de leyes que recortan las libertades individuales y transmitiendo a sus alumnos, sus padres y la sociedad en general un mensaje de ignorancia o desprecio por lo que significa el Bien Común en una sociedad?
  7. ¿Van a facilitar a través de las APAs o APYMAs la posibilidad de que se informe sobre esta nueva asignatura desde el punto de vista de los padres objetores en aras de la libertad o se les va a cerrar toda posibilidad de información más allá de la que el centro -si lo hace- tenga a bien proporcionar?
  8. ¿Siguen pensando que es prioritario anteponer criterios pedagógicos (como la educación diferenciada) a criterios morales como desobedecer las leyes injustas, defender el derecho de los padres que dicen representar o frenar la escalada de intervencionismo en la educación, que mina indiscutiblemente la razón de ser de los centros con ideario propio?
  9. ¿Van a supeditar la impartición de asignaturas adoctrinadoras al mantenimiento impoluto de las relaciones con la administración como un “mal menor” que ya debiera empezar a ser considerado como un “mal mayor”.
  10. ¿Tiene sentido esta cadena de cesiones como medio para un fin determinado y desconocido por la gran mayoría de los padres o se trata de una huída hacia adelante que cada vez hace más compleja su rectificación?

© 2009, Diario de un padre objetor. Todos los derechos reservados. Este texto puede ser citado siempre que se indique su procedencia y se enlace con su origen.

17/11/2009

Tócala otra vez, Sam... flauta dulce

Tan sólo una semana ha pasado desde las declaraciones del Secretario General de Sanidad, José Martínez Olmos, en las que afirmaba:

«el Gobierno presentará antes de fin de año su propuesta. Consensuada con las sociedades científicas, el objetivo es formar a los más jóvenes en una salud sexual responsable

Educación sexual en el cole, por ley, ABC, 8 de noviembre de 2009

y se han desatado las pasiones.

Por un lado, se ha dado a conocer la iniciativa de la Junta de Extremadura «El placer está en tus manos» en las que, con el apoyo de una Sex-Shop de Madrid (¿no las tendrán en Extremadura?) se han programado talleres para enseñar a masturbarse a los jóvenes (¿será que en Extremadura no saben hacerlo?).

Rápidamente se han interesado por la pedagógica iniciativa desde la Junta de Andalucía, y, para no ser menos, se ha defendido también desde el Consejo de la Juventud del Principado de Asturias, aunque la presidenta de la Asociación Estatal de Profesionales de la Sexología, Ana Fernández se queje de que la campaña no está elaborada por sexólogos, «que son quienes realmente están capacitados para elaborar material de educación sexual». Menos intrusismo, claro que sí, aunque parece ser que trabajo en este campo va a haber para todos.

Así las cosas, el filósofo inspirador de la Educación para la Ciudadanía, asignatura que abrió la Caja de Pandora de la “educación afectivo-emocional”, José Antonio Marina, ha salido a la palestra intentando poner fundamento donde los demás han visto la veda abierta:

A estas alturas de la película, la presidenta del Consejo de la Juventud se cree obligada a «superar los falsos mitos que surgen en los corrillos de jóvenes», cuando lo que hay que superar es la trivialización irresponsable del sexo. Vamos a hablar en serio. Tonterías educativas, ninguna. (…) Pero ahora estamos hablando de educación sexual para hoy. Y esto exige un modo serio, completo, sistemático, responsable, razonado de tratar el asunto. No el estremecimiento picantito de los placeres de Lola.

José Antonio Marina, El Mundo, 15/11/09

¿Adivinan la temática del próximo manual del prolífico educador?

Y por si quieren leer algunas de las opiniones que han desatado los innovadores talleres masturbatorios, les ofrezco una selección:

© 2009, Diario de un padre objetor. Todos los derechos reservados. Este texto puede ser citado siempre que se indique su procedencia y se enlace con su origen.